Acceder a la Guía

Filosofía marismeña

Compartir

MDH Ramón Larrañaga Torróntegui

Martes, 10 de Enero del 2017. 1:34:00 pm

Letra más grande

Los sentimientos entre un hombre y una mujer son análogos, tanto uno como el otro están conscientes en la forma en que los manejan y se ven reflejados en las actitudes de su contraparte. Dicho de otro modo: Los espíritus se reconocen cuando se encuentran, y su camino lo vuelven sagrado cuando se comprometen en ello en relaciones mutuas, correspondencia amorosa, espacio de convivencia, tiempo de calidad, expresiones manifiestas, sensibilidad compartida, código de respeto etc.

> Alguien por ?Allí? dejo dicho para la posteridad que ?para merecer, hay que sufrir? Claro que lo menos deseable es llegar a sufrir como lo es encontrarte en fuego cruzado entre las pasiones y el amor traicionado. En cosas de amor la vida se vuelve desgastante cuando se pierde y soberbia cuando se gana. El bueno pierde y el malo hace de las suyas, llegando incluso a burlarse de la persona que lo ama.

Aunque a decir verdad.- No, existe jamás victoria.- Desgastar la dignidad por alguien que no vale la pena nos vuelve temerosos y perdemos el sentido en la vida al impregnarnos de una lejana esperanza en que algún día, aquella persona se arrepentirá o le pagara en igual moneda de cambio otra persona a la que verdaderamente este ame. Caminamos por el sendero del amor en busca del ideal de persona que deseamos conseguir y vamos creando falsos ídolos los cuales al irlos conociendo nos desengañan ?Esperando siempre? o justificando en que son las lecciones que la vida nos envía para aprender a ser fuertes.

Si, la juventud supiera, si la vejez dejara en lamentarse por lo no hecho, el significado del mañana sería más claro, la vida se viviría a plenitud y la tristeza quedaría en el pozo de los olvidos. No hay maestro capaz de enseñar en esto, ni existe una historia que se repita, como tampoco existe una verdad revelada que nos aleje del sufrimiento o de las maldiciones en el amar a la persona equivocada.- No se trata en ser valiente o en ser cobarde sino de mostrar la frente siempre en alto ante los embates de la cobardía que se genera cuando somos engañados y nos exhiben con palabras ante los amistades que deambulas alrededor nuestro.

Nadie es tuyo.- Nadie es mío.- Porque la verdad en cosas de amor sencillamente no existe como tal, es una fuerza que devora implacablemente las fuerzas emocionales y lacera la inocencia mostrada en su propio y particular lenguaje.

No es gracia, ni es inocencia es lo que cada ser escribe sobre su conciencia en busca de amar sin ser correspondido en la medida que desea lo sea medido. El amor, no es el enemigo sino lo que la vivencia proporciona, lo que con claridad se mira, lo que triunfa en medio de la nada y resuelve con un alma generosa la cual jamás abandonara el compromiso que su alma gemela contrajo. El amor, no es un combate en donde uno salga vencedor y el otro vencido, no es la maldad, ni destruir lo que se quiere, desea y se alía.

La vida nos ofrece la inteligencia para adquirir la confianza para que por medio de la perseverancia nos acerquemos al camino espiritual en el cual se puede vencer las tentaciones que nos abrazan y reciben de buena manera para que tropecemos con el dulce y fácil deseo que no cuesta trabajo pero desconocemos su final. Nadie tiene un destino marcado sino es su formación que lo acerca a su momento en lo que le ocurre. Es el silencio del alma quien se queja y tiende hablar sobre sí mismo haciendo tambalear sus cimientos, Se sufre por lo que se ha sido, por lo que se es y por lo que se entiende. Esto hace en definitiva nuestra historia perdida y nosotros mismos, sobre todo cuando permanecemos mudos o en silencio sobre lo que el alma nos demanda.- Juntos y dispersos.- ?Alma y sentimientos? Con ellos y sin nosotros. Como producto de nuestra propia ignorancia en lo que somos, en lo que hemos enmarcado los sentimientos y pretendemos abordar los ajenos.

Amarse, podría definirlo como la manera en que dos seres humanos se valoran, aceptan, a si mismos. En donde no cabe la desigualdad, mentira, deslealtad sino una verdadera estima en verse aceptado por el otro y en donde ambos asumen sus propias consecuencias. Se entienden, comprenden, ayudan, en su manera de ser y en su relación con otros seres humanos. Dejan que el otro mire dentro de ellos sin ansiedades, inseguridades, no se dejan vencer por el miedo y corresponden a sus satisfacciones personales sin llegar a la corrupción en sus actos.- Se puede discutir, pelear más no a menudo. No se condenan a la soledad o al silencio, ni fingen lo que no son en busca de no ser oprimidos.- No se devoran uno al otro, ni son material consumible en época de frustración.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.
<< Anterior
Aviso Oportuno
Siguiente >>