Acceder a la Guía

Lo que hay fuera de la ley

Montserrat Cama Gual

Lunes, 24 de Julio del 2017. 8:26:04 pm

Letra más grande

Estimado José Manuel, en respuesta a su artículo publicado en el Sol de Nayarit titulado "Estado de Excepción en Cataluña" me parece un tema muy actual y controvertido por las opiniones que suscita. Efectivamente, es un caso inusitado que en la sede de la Comunidad Europea, en uno de sus estados, España, y en una parte de su territorio, Cataluña, se reivindique el derecho de celebrar un referéndum para consultar si su población desea seguir siendo parte integral de este estado o prefiere marcharse y definir su futuro de manera independiente y soberana.

Cuando lo que sucede en Cataluña se aborda casi exclusivamente como un incumplimiento de la ley, nos lleva interpretar este asunto con la rareza de una "rebelión"; sin embargo se trata de un Parlamento y un Gobierno elegidos democráticamente, cuyo compromiso ante la ciudadanía es abrir una consulta vinculante para preguntar a los catalanes si deseamos seguir siendo parte del territorio español o preferimos evolucionar independientes del mismo.

José Manuel, su artículo se centra casi exclusivamente en señalar la desobediencia de la ley por parte del Parlamento y del Gobierno Catalán pero en ninguna parte leemos que situación provoca esta reacción extrema.

En ningún lugar de su artículo leemos cómo la actitud, comportamiento y malas artes del Gobierno presidido por Rajoy es directamente responsable del ambiente de inconformidad, malestar e indignación que se vive en Cataluña.

Este asunto le interesa conocer a la audiencia.

De qué manera Rajoy ha demostrado ser un auténtico incompetente al abordar políticamente esta situación, escudándose en la ley por una parte y extorsionando con todo tipo de calumnias y abusos a Cataluña, a sus ciudadanos y a sus instituciones.

Fuera de la ley hay de todo, también más libertad.

Fuera de la ley había el voto de las mujeres, el divorcio, la igualdad entre blancos y negros, el matrimonio homosexual.

También fuera de la ley estaba la independencia de las Colonias Americanas, la de Estados Unidos, la Revolución Francesa, los Derechos del Hombre y la libertad de los esclavos.
Alguien se rebeló contra estas faltas de libertades, algunos lo pagaron con la cárcel, otros incluso con su vida, hasta que un día todo aquello que estaba fuera de la ley se convirtió en ley.

Porque fuera de la ley también hay más libertad, más apertura a nuevas posibilidades, fuera de la ley se construye el mundo que evoluciona.

Y dentro de la ley hay también imposición y negación de la libertad. Los catalanes votamos a favor de un Estatuto de Autonomía en el 2006 con todas las garantías.

Al menos eso parecía.

Después, por iniciativa de Rajoy al frente del Partido Popular, el Estatuto fue sometido a sentencia frente al Tribunal Constitucional que congeló su tramitación y la alargó durante 4 años.

Cuando salió a la luz lo que quedaba de dicho Estatuto era un conjunto de leyes que en nada se parecían al código legal que aprobaron 4 años antes el 74% de los votantes catalanes.

No aceptamos que votar sea un acto antidemocrático. No podemos consentir que la ley sea la cueva donde se esconde el inmovilismo del Gobierno de Madrid y sus acciones esperpénticas de agresión contra Cataluña.

No podemos aceptar que la ley sea usada como un instrumento contra la libertad. No podemos regresar a los tiempos del dictador Franco donde las leyes orgánicas del Estado eran el instrumento donde, en su defensa, fundamentaba su tiranía.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

SVC

2017-07-28 11:47:02

No puedo estar más de acuerdo con Montserrat Cama. En México, y en general en el mundo, se tiene un gran desconocimiento de la situación que vive Catalunya con el estado español. La ley, tantas veces invocada por éste, y otras muchas conculcada (porque no hace falta engañarse, cuando se interpone a los intereses, conviene manipularla) está siendo usada en contra de la voluntad de un pueblo. ¿Y cuál es entonces esa voluntad, ser independientes?, bien, eso no se puede saber a priori... lo que sin embargo sí se conoce es que más de tres cuartas partes de la población catalana ha manifestado su deseo de votar. De votar para decidir qué es lo que ha de ser o no ser Catalunya. La ley en cualquier estado democrático, más que someter una imposición a un pueblo habría de encauzar el deseo de éste; pues está a su servicio y no es por tanto una cárcel al uso... Eso mismo han entendido en Canadá y el Reino Unido, para hablar de referentes muy recientes en donde ha primado el sentido democrático y se ha permitido votar.
El estado español no sólo impide ese voto y criminaliza la democracia, sino que ha puesto en marcha una regresión de los derechos adquiridos en prácticamente todos los frentes, cultural, financiero e institucional, sometiendo a los catalanes a un ahogo económico, a recortes en infraestructuras y servicios sociales, a la persecución del uso del idioma. En suma, a la obsesiva restauración borbónica que preconizó Franco...
España, ni ningún otro país puede permanecer unida por la fuerza, sin el consentimiento o deseo de sus habitantes. Más temprano que tarde el pueblo hará valer su voluntad. Eso es lo que estápasando en Catalunya.

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.
<< Anterior
Aviso Oportuno
Siguiente >>