Acceder a la Guía

Con precaución

No es el primer caso y no será el último

Sergio Mejía Cano

Martes, 25 de Julio del 2017. 6:19:21 pm

Letra más grande

Terrible noticia se ha dado a conocer en la mayoría de los medios informativos tanto impresos como televisivos, así como redes sociales sobre al menos diez indocumentados que fallecieron en el interior de una caja de tráiler en el estado de Texas de los USA, y otras personas más encontradas ahí mismo en malas condiciones de salud.

Desde luego que no es el primer caso similar e infortunadamente y por desgracia no será el último caso igual, pues casos parecidos ya son cotidianos, debido a todas esas personas que van en busca del mal llamado sueño americano.

Debió haber sido terrible para esta gente ahí encerrada el no poder respirar, el ver cómo iban falleciendo sus compañeros de infortunio, cómo no poder hacer nada y quizás más desesperante aún el esperar ser los siguientes en quedar en las mismas condiciones de los ya muertos.

Según la información al respecto, el conductor del tráiler en cuestión alega no saber que transportaba gente en la caja de su vehículo y que de no haber sido por haberse detenido a desahogar una necesidad fisiológica, posiblemente todos los ocupantes de la caja de su tráiler hubiesen fallecido.

Y esto podría ser probable porque muchos de los chóferes de esta clase de tráileres por lo regular no inspeccionan qué es lo que van a transportar, dedicándose únicamente a enganchar la caja y encaminarse hacia su destino; y posiblemente no revisan el contenido de lo que transportan por estar selladas las puertas de la caja y además por no ser de su incumbencia si sí es cierto lo que dice su guía de embarque o no.

Y si se les dice por parte de la parte contratante que es una caja vacía o que en nada le incumbe y que se limite a llevar esa caja de un lugar a otro, pues entonces ya para qué revisar ateniéndose tanto a la buena fe del que contrata el viaje, así como del conductor del vehículo.

Se entiende que hay muchos transportistas que alquilan su tractor para remolcar cajas de diversas compañías, y estos son los que más riesgos llevan al llegar a una empresa para remolcar una caja, porque van atenidos a lo que les diga el embarcador sobre lo que transportan en sus cajas, cosa que a final de cuentas en realidad no podría interesarle al que alquila el tractor remolcador, porque lo que le interesa a fin de cuentas es transportar dicha caja hacia su destino y allá buscar si no hay algo para remolcar para su regreso o tal vez regresarse de inmediato para conseguir otro viaje y así sucesivamente.

Lo raro en este caso es el porqué durante todo su trayecto este tráiler no fue detenido para revisión durante todo su recorrido por las carreteras texanas, sobre todo porque se supone que las autoridades migratorias de los USA, ahora tienen más trabajo al tener que revisar y tratar de que lleguen a ese país del norte del continente la menos cantidad de indocumentados.

Y una cosa muy criminal es de quien o quienes metieron a tantos indocumentados en esa caja de tráiler a sabiendas de que corrían un grave riesgo al quedar encerrados; pero más por los mismos supuestos indocumentados que al cerrarse las puertas de esa caja que para varios sería su tumba, de inmediato al quedar a oscuras y sin ninguna probabilidad de salir de ahí a menos con ayuda exterior, debieron patalear y gritar.

Sin embargo, también habría que tomar en cuenta la ilusión de ir más allá dentro del territorio gringo sin importar los medios de peligrosidad que esto conlleva; ya estaban ahí y pues ni modo, a lo que saliera; y lo malo es que lo que salió fue la muerte para muchos de ellos.

Según el testimonio de uno de los sobrevivientes en esta tragedia, señala que cuando empezaron a notar la falta de aire y la desesperación hizo presa de los ocupantes de la caja del tráiler, comenzaron a golpear las paredes de la caja gritando desesperadamente y que el chófer no hizo caso alguno de sus llamados de auxilio.

Sin embargo, es poco probable que el conductor del tráiler haya escuchado los sonidos de auxilio de los ocupantes de la caja debido a que de inmediato, el conductor lo que va oyendo principalmente es el sonido del motor y además, el escape del motor lo lleva detrás de él y por si fuera poco, también está el sonido de la misma caja que, por ir vacía es más escandalosa en su movimiento, por lo que sin darle la razón al chófer, es más factible que no haya oído nada de los llamados de desesperación de los que estaban muriendo o próximos a desfallecer por la falta de aire, calor y por ende, inanición y deshidratación.

Pero en fin. Sea pues. Vale.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.
<< Anterior
Aviso Oportuno
Siguiente >>