Acceder a la Guía

Con precaución

De revoluciones a Revoluciones

Sergio Mejía Cano

Domingo, 30 de Julio del 2017. 8:41:11 pm

Letra más grande

Este pasado 26 de julio se cumplieron 64 años del inicio de la Revolución Cubana, con el asalto al Cuartel Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba; y si bien está considerada como un fracaso por la detención de los combatientes entre los que se encontraba el entonces abogado Fidel Castro Ruz, la lucha contra el dictador Fulgencio Batista continuó hasta que los revolucionarios entraron triunfantes a La Habana el uno de enero de 1959.

El sábado 29 del todavía este mes de julio se llevó a cabo una celebración por dicho aniversario aquí en la capital nayarita en la Plaza Principal, frente a Catedral. Acto al que por tener que atender otros asuntos de carácter particular no pude asistir, pero comentan conocidos que si bien el mitin fue con una modesta presencia de participantes, aun así se recordó con beneplácito aquella hazaña que cambiaría quizás para siempre la vida en la isla mayor de las Antillas.

Y me interesaba asistir porque desde mi infancia siempre ha estado presente en mí dicha revolución cubana por equis motivos, pero más, porque cuando niño en la casa se oían constantemente pláticas sobre Fidel Castro e incluso hasta en una que otra misa aún recuerdo haber oído algunas palabras al respecto de algunos sacerdotes, unos en contra y otros a favor, pero las voces a favor eran más en aquellos años de principios de los 60 del siglo pasado debido a que posiblemente Castro Ruz no se declaraba abiertamente en contra del imperio yanqui. Incluso todavía recuerdo las palabras de una tía en una cena familiar cuando comentó que el sacerdote en su homilía casi había cometido un sacrilegio al comparar a Fidel Castro con Jesús por aquello de lo barbón.

Pero en sí, Fidel Castro y su revolución junto con su hermano Raúl, Camilo Cienfuegos y desde luego el Che Guevara y demás personas que lucharon para derrocar al dictador siempre han dado de qué hablar por lo trascendente de su movimiento que si bien a los gobiernos gringos no les cayó nada bien, así como a quienes viven engañados por los mismos gobiernos estadounidenses que han satanizado la lucha del pueblo cubano por no haberse doblegado a sus designios haciéndole creer a mucha gente que todo lo que pasa en Cuba es malo y que Fidel Castro ha sido el más cruel de los tiranos. Dichos y hechos que afortunadamente no toda la gente se los ha creído porque todo es cuestión de analizar el porqué unas revoluciones sí les gustan a los gringos y otras no; y obviamente las que no les gustan y tratan de hacerlas ver mal ante la opinión pública de la mayoría de los países que se dicen aliados de ellos -de los estadounidenses-, son las que no aceptan sus mandatos y que no comen en su mano.

Es como cuando un conocido nos comenta que alguien le cae mal y que es así y asá y que es de lo peorcito, etcétera, y a uno de creído también comienza a caerle mal ese alguien; sin embargo, si oímos a ese alguien e investigamos por qué le cae mal a nuestro conocido, podríamos descubrir que no todo lo que señala nuestro conocido de ese alguien es cierto, sino que hay razones y motivos entre ambos y que el asunto es nada más entre ellos dos y que en realidad el que se caigan mal no nos incumbe por completo.

Así de fácil sería la cuestión para entender por qué desde los Estados Unidos nos ha llegado información torcida sobre la Revolución Cubana, pero también sobre la República de Chile, cuando Richard M. Nixon ordenó el derrocamiento de Salvador Allende; por qué ataca constantemente a Evo Morales, el mandatario saliente de Bolivia. Por qué satanizó tanto al desaparecido Hugo Chávez Frías y ahora se lanza con todo contra su sucesor Nicolás Maduro. Y lo peor del caso es que en su intento por hacer quedar mal a Maduro, el gobierno gringo ha involucrado al actual gobierno mexicano que violando flagrantemente la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se ha estado inmiscuyendo en los asuntos internos de la hermana República de Venezuela con el pretexto de que no se puede quedar sin decir nada ante ?las graves? acciones de Nicolás Maduro, ?la crisis alimentaria? de los venezolanos, tal y como si nuestro país no tuviera los mismos o más graves problemas.

El pretexto de los gobiernos gringos en contra de los países que no se alinean a sus dictados es supuestamente la violación a los derechos humanos; pero tal y como lo dijo en su momento Castro Ruz: ¿?Qué no acaso entre los derechos más elementales de la humanidad no son el derecho a la salud, a la enseñanza, al trabajo y la alfabetización??

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Aaron

2017-08-01 13:01:27

Ahora resulta que Mexico se entromete en la politica de Venezuela, cuando ha sido todo lo contrario. Vaya estupidez, y en cuanto a la revolucion cubana y a tus heroes, son solo asesinos que la izmierda se ha encargado de enaltecer con el rejocigo y lesa ignorancia de las personas que les creen todo a pie juntillas, sin antes leer e investigar para formarse un criterio propio.

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.
<< Anterior
Aviso Oportuno
Siguiente >>