Acceder a la Guía

Redescubriendo

"Mi marido no me escucha"

Por: José Miguel Cuevas Delgadillo

Martes, 15 de Agosto del 2017. 4:02:31 pm

Letra más grande

La razón principal por la cual en la actualidad muchas mujeres comenten infidelidad es por que sostienen escasa o nula comunicación con sus maridos.

En la consulta terapéutica es la queja principal de las mujeres casadas. "Mi marido no me escucha", dicen ellas. Desgraciadamente después se encuentran un amigo en el trabajo que sí sabe escucharlas, pero no porque sea una persona respetuosa, o quiera ayudarlas; sino porque el amigo tienen toda la intención de conquistarla, con tal de tener una relación o una aventura amorosa con esa mujer casada, la escuchará horas y horas hasta lograr su cometido.

La realidad del hombre mexicano es que nuestra cultura y formación nos hace hombres insensibles y duros, poco capaces de expresar nuestro cariño con afecto continuo.

A veces pensamos que platicar con nuestras esposas es pérdida de tiempo.

Al no tener confianza la mujer para hablar con su marido porque le tiene miedo, o porque es "un macho" y no quiere oírla, o está muy cansado para escucharla, porque siempre le presenta excusas, entonces la mujer no puede trasmitirle esas experiencias valiosísimas que le dan sabiduría al varón para evitar que ella caiga en la infidelidad.

La mayoría de las aventuras sexuales de la mujer son porque su compañero no tiene tiempo para tener una conversación diaria, un diálogo, no tiene paciencia, se irrita, se desespera.

Estados Unidos de Norteamérica es el primer lugar en el mundo con más casos de infidelidad conyugal. Inglaterra es otro de los países en donde se practica comúnmente.

Rusia, casi 300 mil divorcios por infidelidad en los últimos años. Muchos hombres y mujeres están tratando de buscar admiración y aceptación de otras personas y no de su marido o esposa, y esto los pone en alto riesgo de una aventura sexual.

Sentirse aceptado por alguien es consecuencia de sostener una conversación con una persona que a corto plazo terminará enamorándose de la persona.

Sin embargo, si tú como hombre sabes tener diálogo con tu esposa, sabes oírla, y ser paciente con ella, te darás cuenta que tu esposa no tendrá necesidad de buscar cariño con otro hombre.

Glen Stanton, un especialista que se ha convertido en una autoridad en las ciencias sociales por su confiabilidad debido a la investigación que ha realizado sobre los efectos que tiene el divorcio, dice en uno de sus libros más recientes: "Algunas de las problemáticas sociales y familiares que produce el divorcio por causa de adulterio, es que el alcoholismo es mucho más común entre el cónyuge que lo ha sufrido, que en aquellos que nunca se han divorciado."

Debemos aprender a relacionarnos con nuestro cónyuge, como hombres debemos reorientar nuestra forma de ser para encontrar cauces que nos permitan atender las necesidades afectivas de la esposa. Debemos aprender a expresar afecto y a escuchar lo que la esposa quiera expresarnos.

La clave para reconquistar a la esposa es escucharla, dedicarle tiempo para solamente prestar oído a sus inquietudes.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

NO INVENTEN

2017-08-16 16:46:08

ANTES HABIA MENOS COMUNICACION ENTRE LAS PAREJAS EL TEMA SEXO FUE TABU MUCHO TIEMPO,LO PASA QUE LAS PROSTITUTAS INVENTAN PRETEXTOS PARA ANDARLAS DANDO.
SE PRESTA MAS EN LA ACTUALIDAD EL PUTICIDIO GRACIAS A QUE MUCHAS MUJERES TRABAJAN ,TRAEN SU CARRO Y LO PRICIPAL EL CELULAR Y HAY MUCHAS MANERAS DE PERDERSE,
CUANDO UNA VIEJA ES SINVERGUENZA CON UNA HORA QUE SE PIERDA TIENE NO NECESITA MUCHO.
QUITEMONOS LA CARETA Y PIENESEN A CUANTAS MUJERES INFIELES HAN CONOCIDO A MUCHAS NO ES NI UNA NI DOS ASI QUE NO INVENTEN FALTA DE COMUNICACION ES FALTA DE DIGNIDAD.

layin 2

2017-08-17 00:28:10

otras hasta se casan con presidentes y les queda hasta la pension

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.