Acceder a la Guía

Con precaución

Por defender el sustento familiar

Sergio Mejía Cano

Viernes, 6 de Octubre del 2017. 3:14:13 pm

Letra más grande

Dos acontecimientos han sucedido en la capital nayarita que han generado polémica entre los tepiqueños: el levantamiento de las instalaciones del plantón de los miembros del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios (SUTSEM), y la reintegración a su trabajo de los sindicalizados de esta asociación que habían sido despedidos por el anterior presidente municipal, David Guerrero, por supuestamente haber tenido tres faltas injustificadas a sus labores.

Desde luego que esto ha polarizado a ciertos sectores de la población, porque hay quienes aplauden estas decisiones bipartitas entre el SUTSEM y el flamante gobierno estatal, debido a que algunas personas se congratulan por la desaparición de la carpa que tenían los del SUTSEM frente al Palacio de Gobierno, pero nada más por estética, por haber dejado libre la Plaza hoy llamada Bicentenario; nada más por eso y no por otra cosa, porque aducen estas personas que ahora sí luce la Plaza tal y como debería estar siempre, y que qué bueno que ya no está.

También hay gente que aunque posiblemente ese tipo de campamento no les estorbaba en lo absoluto, dicen que por qué se tardaron tanto en quitarlo, que hubieran utilizado la fuerza para haberlos quitado desde un principio que se instalaron. Tal vez esta gente no ha pensado en la máxima de que no se debe decir que "de esta agua no beberé", porque cualquier día podría ser esta gente la que esté protestando por algo que consideren una injusticia y que no encuentren otra forma de llamar la atención para que les hagan caso a sus demandas. Porque dicho plantón y carpa o campamento claro que se justifica, porque sí a pesar de haber estado ahí frente al Palacio de Gobierno tanto tiempo siempre los tildaron de a Lucas, entonces habría qué pensar en lo que hubiese pasado en caso de no hacer este tipo de presión. Así que sin dar la razón a ninguna de las partes, la manifestación y protesta está plenamente garantizada en nuestra Carta Magna, por lo que si una de las partes no estaba cumpliendo con lo acordado, pues se había tenido que hacer presión de algún modo para llamar la atención de la opinión pública, porque al parecer al anterior gobierno jamás le interesó que estuviese ahí ese plantón porque no le dio una solución inmediata a sus demandas.

Y desde luego que hay personas que se han puesto tristes por la desaparición de este plantón porque cotidianamente se iban a echar un taquito ahí con los demandantes del SUTSEM con los que mucha gente hizo amistad, porque al acercarse y entablar plática se dieron cuenta del porqué estaban ahí los burócratas, que no era por puro gusto y afear la plaza, sino como una forma de hacerse valer por sus intereses económicos. Y obviamente, se dice que también ahora hay afectados entre algunos indigentes que ya habían adoptado como su comedor particular la carpa del SUTSEM ya que ahí acudían a tomarse un café, una canelita caliente acompañados de una pieza o dos de pan, así como un taquito de lo que ahí se ofrecía a los trabajadores que tuvieron que aguantar las inclemencias del tiempo por más de dos años que duró esa instalación en la Plaza Bicentenario. Y nadie podrá decir que alguna vez se le negó a alguien algo de comer o beber, porque todo mundo era bien recibido ahí en ese plantón; jamás se le puso traba alguna a nadie para que disfrutara de un pequeño o amplio refrigerio y hasta de disfrutar de una película o documental en su gran pantalla que ahí tenían instalada.

En cuando a la decisión del neo presidente municipal, Francisco Javier Castellón Fonseca de reinstalar a los trabajadores despedidos por su antecesor, mucha gente la considera buena y justa, ya que estos trabajadores no faltaron a sus labores por su gusto ni por andar de parranda, sino precisamente para hacer valer sus derechos laborales mediante la presión orquestada por su sindicato por no cumplir el anterior gobierno municipal con pagos convenidos contractualmente de antemano, por lo que su ausencia a sus labores se consideran como una manifestación de protesta.

Y por supuesto no podían faltar las personas que toman a mal esta reinstalación de los trabajadores municipales despedidos ilegalmente, tomando como tribuna de protesta las redes sociales en donde descalifican la acción del neo alcalde tepiqueño, acción que es justa por donde quiera que se le quiera ver, porque en estos tiempos estar o quedarse sin trabajo está cañón, y más por perder el empleo injustamente por defender la papa y el sustento de la familia.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

HEY

2017-10-07 23:34:51

¿De a como fue el arreglo? estos del SUTSEM cren que el dinero de las arcas de gobierno estatal y municipal es para que solo se beneficien ellos y Agueda y la poblacion sin empleo y sin beneficios y esta bola de guebones piden y piden y buelben a pedir le bendieron caro el voto a toño al igual que los montenegro hijos de Liberto mercenarios vividores.

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.