Acceder a la Guía

Con Precaución

Mientras son peras o manzanas

Sergio Mejía Cano

Miércoles, 1 de Noviembre del 2017. 8:25:19 pm

Letra más grande

En el portal de internet de la revista Proceso de esta semana, aparece un reportaje firmado por Claudia Ocaranza, con el título de "El narco se monta en los trenes de Ferromex", en donde da referencia sobre los decomisos de drogas que han realizado tanto las autoridades mexicanas como de los Estados Unidos de Norteamérica en los vagones estacionados en los patios del ferrocarril, por lo que se da a entender que estos vehículos de arrastre ahí son cargados en donde las tripulaciones no tienen nada que ver.

En este mismo reportaje, la periodista informa que la agencia que regula el transporte ferroviario en nuestro país considera nada más el robo y el vandalismo como amenazas a dicho transporte, pero no así el narcotráfico, ya que la prioridad de la empresa ferroviaria se centra en "regular, promover, vigilar y verificar la construcción, operación, exploración, conservación, mantenimiento de la estructura ferroviaria y la prestación del servicio público de transporte ferroviario y de sus servicios auxiliares, garantizar la interconexión en las vías férreas cuando sean vías generales de comunicación, fomentar la interrelación de las terminales ferroviarias con la operación multimodal, así como imponer sanciones".

Pero por lo visto no se dice nada que pueda hacer contra el narcotráfico ni que haya una abierta colaboración entre las autoridades y la empresa del ferrocarril, porque las prioridades de la empresa de transporte ferroviario son otras muy diferentes al tener que estar al tanto sobre si sus trenes son cargados fortuitamente con drogas.

Sin embargo, lo que sí le interesa a la empresa ferroviaria son los robos y el vandalismo, los que se han incrementado constantemente cada día; y es aquí en donde precisamente las tripulaciones son las que sufren las consecuencias con los asaltantes de trenes, porque se dice, es gente armada la que detiene los trenes para desvalijar gran parte de la mercancía que transportan.

Y no corren más riesgo hoy en día las tripulaciones de los trenes en camino, porque ahora no saben lo que van transportando. Antes todas las unidades de arrastre tenían su quía o conocimiento, tanto de vacíos como cargados, en donde se especificaba origen y destino, remitente y destinatario, contenido, peso neto y bruto y desde luego el número de los sellos que protegían las puertas; pero tal vez debido a sospechas o para proteger las mercancías y a las mismas tripulaciones, ahora en la documentación de los trenes no aparece el contenido de las unidades de arrastre; sin embargo, lo curioso en los últimos asaltos a los trenes, los ladrones sí bien que saben a cuales unidades dirigirse para saquearlas, ¿cómo y por qué? Lo bueno es que los rateros ya saben que las tripulaciones no tienen conocimiento de lo que transportan, porque de otra forma tal vez los obligarían a decirles a los asaltantes cuáles de las unidades son las que contienen mercancía codiciada.
Pero ¿por qué las tripulaciones o choferes de tráileres y camiones foráneos de transporte de carga y pasaje, son los que tienen que pagar el pato muchas de las veces sin deberla ni temerla? Porque resulta que cuando a cualquier vehículo, ya sea de vía férrea o carretera les encuentran droga, de inmediato son detenidos así alegue y demuestre tanto la tripulación como los conductores de los demás vehículos que no tienen nada que ver con esa mercancía, de todos modos Juan te llamas y mientras son peras o manzanas les dan pa dentro.

Las tripulaciones de los trenes hasta no llegar a la terminal en donde iniciarán su viaje, no saben cuál es el tren ni las máquinas que llevarán; entonces, si alguna de las unidades va cargada con mercancía mala o indebida, ¿ahí qué culpa tiene la tripulación? Igual los conductores de tráileres o de camiones foráneos de pasaje que, por ejemplo llega el chofer de un tráiler con su tractor y le dicen que se va a llevar determinada caja a tal destino, y resulta que en un retén carretero le descubren que lleva carga ilícita, ¿qué culpa tiene el chofer? Y los conductores de autobuses de pasaje que bien les pueden meter cachirul al subir la paquetería o las maletas que introducen en el compartimento a propósito para ello, y sin que se dé cuenta para nada e igual en un retén carretero descubren que lleva mercancía mala, pues ¿qué hacer?

Así que si la empresa ferroviaria no le pone atención a la posibilidad de que sus unidades de arrastre sean cargadas con drogas u otras cosas, ¿mientras tanto las tripulaciones que tendrían que hacer?

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.