Acceder a la Guía

Con precaución

Feliz día del músico

Sergio Mejía Cano

Miércoles, 22 de Noviembre del 2017. 8:45:54 pm

Letra más grande

Se dice comúnmente que cuando una persona llega a cierta edad de su vida comienza a pensar en la dichosa frase de que todo tiempo pasado fue mejor, y cuando hace algún señalamiento sobre los avances tecnológicos, por lo regular es tachado de romántico y de estar en contra del progreso al añorar las cosas del pasado que ya no volverán. Sin embargo, podría no ser chapa a la antigua, sino más bien, nostalgia por esos tiempos idos.

Los teléfonos móviles desplazaron a mucha gente de sus actividades cotidianas que les servían de sustento, como es el caso de los fotógrafos en plazas, parques, jardines, bodas, bautizos, quinceañeras, etcétera, porque dichos móviles ya traen su cámara fotográfica integrada; igualmente, generaron crisis en la elaboración de radio-grabadoras, libretas de apuntes y hasta de lapiceras o bolígrafos.

En la misma forma, las computadoras de todo tipo dieron al traste con las ventas de papel pasante, las cintas para máquinas de escribir y hasta éstas mismas, así como los correctores para los errores en los escritos; y desde luego, también con el desplazamiento de puestos de trabajo tal y como sucedió cuando vino la revolución industrial en que máquinas robotizadas hacían el trabajo de diez o más trabajadores.

A principio de la década de los años 80 del siglo pasado, el desaparecido conductor de televisión Francisco Stanley, decía en su programa la consigna de "la música viva siempre es mejor", refiriéndose a que las orquestas cada día estaban siendo desplazadas por los equipos de "Luz y Sonido", pues la gente prefería contratar un equipo de este tipo en vez de contratar una orquesta o grupo musical, ya que le salía más barato, por lo que la crisis para los músicos estaba ya tocando la puerta fuertemente.

Y si bien esto de luz y sonido no era nada muevo, sí los aparatos que se comenzaron a utilizar para llevar ruido a los eventos y fiestas de todo tipo. Y no era nuevo porque recuerdo que antes en los barrios quien iba a tener un baile contrataba a un señor que tenía un tocadiscos que con unas grandes bocinas y una buena dotación de discos hacía las delicias de los concurrentes a esos bailes. Nada más que ahora con los nuevos aparatos y luces la cosa cambiaba.

Incluso hasta en bares o congales que solían tener pista de baile, contaban con un grupo u orquesta musical, con el tiempo se hicieron de equipos de sonido que fue el motivo para ya no contratar músicos; para qué, sin con un buen equipo de sonido podían tener todo tipo de música y sin descanso.

Tan fuerte ha sido la crisis para los músicos que en esos años, en la ciudad de Guadalajara, el Sindicato de Músicos del Estado de Jalisco, tuvo que organizar bailes los fines de semana en las instalaciones del mismo sindicato para ayudarse y sacar algunos centavitos, ya que los tradicionales bailes con orquestas habían desaparecido, así que los músicos ya casi no tenían trabajo precisamente debido a los equipos de luz y sonido.

Todo esto viene a colación, por ser este 22 de noviembre el día del músico, y recordar que antes ser músico era otra cosa muy diferente a hoy en día en que muy pocos llegan a establecerse económicamente nada más ateniéndose a su profesión, porque ahora para poder sobrevivir es necesario tener otra ocupación porque cada día escasea más y más el trabajo para los músicos sean de la talla que sean.

Los músicos que llegan a acomodarse en lo que ahora está rifando que son las bandas musicales o grupos, no tienen un futuro asegurado, porque así como nacen, mueren esas bandas gruperas, pues son pocas las que han logrado mantenerse en el gusto de la gente y otras aunque se sigan oyendo, ya desaparecieron físicamente.

Ahora grupos musicales de antaño tienen que organizar bailes con gran propaganda de por medio para lograr estar y seguir en el medio apostándole precisamente a la añoranza de la gente haciéndola recordar tiempos idos y que no volverán; y además, sabedores que la producción de discos ya no es negocio tampoco, así que por eso mejor le apuestan a la música del recuerdo.

Y si bien aún quedan muchas personas con añoranzas, es probable que las nuevas generaciones con el tiempo ya no sepan quiénes fueron Los Fredis, los Yoniks, los Solitarios, etcétera; así como muchos jóvenes y no tanto no sepan quien fue Carlos Campos, Pablo Beltrán Ruiz, Luis Arcaraz, Gustavo Pimentel y otras orquestas que tuvieron su época en México igual que las bandas que se escuchan ahora pero que algún tendrán que desaparecer para dar paso a otros grupos musicales.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.