Acceder a la Guía

CON PRECAUCIÓN

Drenajes que colapsan

Sergio Mejía Cano

Miércoles, 13 de Marzo del 2019. 9:39:52 am

Letra más grande

Ya ha anunciado el Gobierno Federal con bombo y platillo que las Islas Marías, en particular la llamada María Madre, han dejado de ser penal, para en lo futuro ser un centro cultural. Obvio que esta medida nadie la podría cuestionar, sobre todo porque se ha documentado desde siempre que en realidad no son habitables del todo estas islas debido a que no cuentan con agua potable ni un sustento alimenticio tal y como se tiene establecido para el desarrollo humano.

Pero ahí está ya el nuevo proyecto por lo que ya se han dado a conocer a la opinión pública los traslados de los prisioneros que habitaban dicha isla mayor para ser ubicados a otros centros penitenciarios en el macizo continental.

Sin embargo, la duda que ha prevalecido siempre es a dónde va a parar el drenaje no nada más en estas islas, sino en todos los emporios turísticos cercanos al Mar, pues en caso de que el archipiélago de las Islas Marías se convierta en lo sucesivo como un centro cultural, sobre todo para las nuevas generaciones, se supone que los asistentes a estas islas tendrán que defecar al igual como lo hacían los internos en ese penal que alguna vez don José Revueltas denominó la prisión de ?Los muros de agua?, y he ahí el problema de siempre para los lugares que habitan los humanos: las descargas fecales que por fuerza tiene que hacer la humanidad.

Al cambiar el estatus de las Islas Marías, obvio que se tendrán que edificar nuevos conglomerados que alberguen a los visitantes que podrían ser bastantes, por lo que los mismos deshechos de los visitantes se tendrán que tener en cuenta so pena de una gran contaminación, si es que ya existe; y más, porque en caso de prender como un centro cultural que atraiga a muchos visitantes no faltará que se licite a una cadena hotelera la creación de hoteles para poder dar al menos una calidad de confort a los visitantes, ¿y? Pues se supone que estos visitantes, además de los residentes que tendrán que estar ahí tendrán que hacer sus necesidades fisiológicas y he ahí el meollo del asunto: ¿a dónde irá a parar tanta caca?

Se entiende que a lo largo de más de 100 años que tiene de existencia como penal la mayor de las islas en esta zona perteneciente al estado de Nayarit, tendrá que haber mínimo alguna planta de tratamiento de aguas negras; pero debemos de recordar que estamos en México, país que a nivel mundial tiene un mal concepto en niveles de corrupción y que por lo mismo, posiblemente se diga que sí existen las plantas de tratamiento para dichas aguas negras; sin embargo, esto podría no ser cierto del todo debido precisamente a esta corrupción que nos tiene a los mexicanos inmersos en un mar de malos hábitos.

He ahí el reciente problema que se suscitó en Puerto Vallarta, Jalisco, en las inmediaciones del estero de El Salado, en donde de acuerdo a las primeras notas periodísticas, se contaminó con aguas negras más de un kilómetro con estas aguas, si no es que más, porque como es un lugar muy turístico, se trató de minimizar la nota, pero de que el daño se hizo, vaya que se hizo, ya que personas que atestiguaron el hecho, fue algo muy catastrófico; y todo, supuestamente por el rompimiento de un contenedor de aguas negras que colapsó, pero ¿por qué colapsó? Pues se supone que debido al crecimiento de la mancha urbana tanto en el mismo Puerto Vallarta como con la zona conurbada de Bahía de Banderas, es lógico suponer que dicho colector no aguantó la presión de tantos desechos de aguas negras. Por lo que de nuevo surge la pregunta: ¿en verdad habrá unas plantas de tratamiento adecuadas al crecimiento de tantos hoteles y asentamientos urbanos capaces de soportar toda la carga de aguas negras? Lo más probable es que no sea así y que de ahí que haya colapsado este contenedor de aguas negras que se rompió y que por lo mismo contaminó gran parte de la bahía; a tal grado, que fue necesario impedir que los turistas y habitantes del lugar colapsado disfrutaran de las delicias de bañarse en las playas tanto jaliscienses como nayaritas.

Así que se deduce que, si no se pone mucha atención en esto de los drenajes en las Islas Marías, tarde o temprano el entorno de dichas islas estará más que contaminado, al igual que las playas que conjuntan Nayarit y Jalisco, porque ¿quién no ha andado nadando y que de pronto se tope uno con materia fecal? Y así se diga que esos cerotes con los que choca uno, es por gente que aprovecha la playa para hacer de las suyas. Porque bien podría ser de algún drenaje no detectado.
Sea pues. Vale.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.