Acceder a la Guía

Con precaución

La cereza del pastel neoliberal

Por Sergio Mejía Cano

Lunes, 15 de Abril del 2019. 8:55:33 pm

Letra más grande

Se aprueba la reforma laboral y como siempre, tenía que haber voces inconformes; y tal vez con razón.

Se dice que dicha reforma reposaba en el sueño de los justos hasta que la señora Nancy Pelosi dejó entrever que de no estar lista dicha reforma, no habría tratado comercial.

Así que por lo mismo se legisló al vapor esta reforma porque no fuera a ser que a nuestro país se la hiciera de tos el gobierno gringo y se atrasara la firma para el tratado comercial del que algunos analistas señalan como la extensión de los famosos tratados de Bucareli para que nuestro país siga estando sometido a los dictados del gobierno estadounidense y sin menoscabo para el vecino país del norte.

Hoy se ha cacareado con bombo y platillo que ya quedó lista la reforma laboral salvo algunas correcciones finales, pero que ya cuajó; sin embargo, y aún sin que se dé a conocer de bien a bien o que se conozca a fondo por parte de la opinión pública, lo que sí ha trascendido es que en esta reforma recién aprobada no se tocó el tema de la subcontratación, el llamado outsoursing que tanto ha dañado a la clase trabajadora.

Y si bien el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ha enfatizado el fin de la era neoliberal, resulta que para mucha gente el mentado outsoursing siempre ha significado la cereza del pastel del neoliberalismo; pero inexplicablemente se le dejó sin tocar en la reforma recién aprobada, siendo que este sistema atenta flagrantemente en contra de los derechos laborales, ya que ha dejado en la indefensión a infinidad de trabajadores que son contratados por estas empresas de outsoursing debido a que no garantizan ninguna prestación de ley para sus contratados.

En el Jardín Industrial de El Salto, Jalisco, se han dado varios casos de trabajadores que aparentemente están trabajando para una empresa, pero que habían sido contratados mediante la subcontratación de una de estas empresas, y cuando surge un conflicto laboral con la empresa en donde está prestando sus servicios determinado trabajador y acude a demandar despido injustificado, por lo regular la empresa en donde había estado prestando sus servicios, alega que el trabajador no trabajaba para ella, que trabajaba con ella pero bajo el subcontrato de una de estas empresas de outsoursing, y cuando el trabajador acude a dicha empresa que lo contrató principalmente, resulta que ésta ya no existe; que son los mismos contratistas pero que ya cambió de razón social y que, como ahora ya tiene otra denominación, pues ya nada puede hacer el trabajador, por lo que queda en una completa indefensión por ya no tener a quien demandar; la empresa donde prestaba sus servicios alega que trabajaba para ella pero no contratada por ella, y la empresa que lo contrató ya no existe con el mismo nombre, así que ¿qué hacer?

Pero también en vecino estado de Sinaloa hay problemas similares con esto de la subcontratación. Y aun así se ha estado festejando el que se haya aprobado una reforma laboral en donde el outsoursing sigue siendo el amo y señor de las contrataciones que no permite a la clase trabajadora ejercer sus derechos consagrados en la Ley Federal del Trabajo y por ende en el artículo 123 constitucional.

Y a propósito del artículo 123, también hay analistas que han estado al pendiente de esta reforma laboral tan cacareada por la actual legislatura, que señalan que el apartado "B" del mencionado artículo, por lo que los sindicatos de la burocracia de a pie quedaron intocables y por lo mismo no se les tocará ni con el pétalo de una rosa a los líderes sindicales tan cuestionados de esta burocracia.

Y aquí ha habido algún tipo de confusión debido a que se alega que el sindicato ferrocarrilero también no será tocado ni investigado supuestamente por entrar dentro del apartado B del artículo 123; sin embargo, se entiende que el trabajo ferroviario está contemplado en al apartado "A" del referido artículo constitucional, por lo que la gran esperanza del gremio ferroviario es a ver si ahora sí se le hace justicia investigando al secretario general del sindicato ferrocarrilero para que de una vez por todas haya resolución para miles de demandas que hasta ahora duermen el sueño de los justos por más de 20 años.

Cuando se dijo que el trabajo ferroviario entraba en el apartado B del artículo 123 constitucional, a muchos ferrocarrileros les llegó la depresión por la posibilidad de que les pase lo mismo que le ha ocurrido a miles de trabajadores que se murieron sin ver llegar la justicia laboral.

El Sol de Nayarit en Facebook

Comentarios

Agrega un Comentario
Nombre:
Cometario:
Nota.- Se recomienda discreción a la hora de vertir un comentario ya que todo lo que se escriba se publicará sin edición, restricción o censura alguna.
El Sol de Nayarit se reserva el derecho de eliminar algún comentario que considere difamatorio o que pudiera ser ofensivo para alguna persona, así como también se reserva el derecho de eliminar cualquier comentario amenazante, intimidatorio o que pretenda difundir temor o inestabilidad social.